Cómo extraer hachís utilizando hielo seco

post extracción hachís con hielo seco

Los usos del hielo seco se han diversificado mucho desde su nacimiento. Si bien en sus comienzos se utilizaba solo por sus propiedades enfriantes como sustancia refrigerante, a día de hoy podemos encontrar hielo seco en una multitud de sectores. Uno de los más prominentes es el del cannabis, ya que el hielo seco puede tener un papel esencial en esta industria, especialmente en la extracción de hachís.

comprar hielo seco

 

Beneficios del uso del hielo seco para extraer hachís

El hielo seco es la forma en la que se presenta el dióxido de carbono en estado sólido. Este producto es inodoro, incoloro, atóxico e inflamable. Si se maneja con guantes y en zonas con una ventilación adecuada, el hielo seco es una sustancia segura y óptima para estar en contacto con plantas como el cannabis

Cuando el hielo seco se sublima no crea ningún tipo de residuo debido a que su elemento base no es agua sino gas. Por ello, si se mantiene en contacto con otras sustancias, no las perjudicará ya que no dejará ningún líquido ni tampoco humedad al convertirse en gas. La ausencia de humedad impedirá la proliferación de bacterias que puedan perjudicar la materia prima.

Además de por su desaparición sin dejar rastros, su baja temperatura de sublimación ayuda a aprovechar la extracción de cannabinoides al máximo. A temperaturas tan bajas como la de sublimación del hielo seco, -78,5ºC, los tricomas del cannabis se separan con facilidad, permitiendo una extracción más exitosa y sencilla que la que se produce con métodos como el charas o el dry sift. 

Ya que no se utilizan sustancias químicas, el uso del hielo seco para extraer hachís presenta menos peligros para la salud. Esta es la opción a la que suelen recurrir los usuarios de la marihuana medicinal, ya que evitan la consumición de sustancias potencialmente peligrosas para su salud. La extracción de hachís con hielo seco, a diferencia de la que utiliza solventes, produce un resultado totalmente natural.

comprar hielo seco

 

Aspectos a tener en cuenta antes de la extracción

Es necesario realizar preparaciones antes de proceder a la extracción del hachís con hielo seco. Deberemos situarnos en un lugar bien ventilado. Si el hielo seco sublima en un lugar cerrado o mal ventilado, el dióxido de carbono puede acumularse en cantidades tóxicas e incluso mortales para todo aquel que lo respire en grandes cantidades, ya que puede eliminar el oxígeno del ambiente y puede producir asfixia.

También deberemos contar con el material de prevención necesario para manejar el hielo seco. Si tocamos el hielo seco directamente con nuestra piel podemos sufrir quemaduras. Es necesario que contemos tanto con guantes como con pinzas para poder mover el hielo seco y utilizarlo de forma totalmente segura.

 

Materiales requeridos para extraer hachís con hielo seco

Para una extracción de unos 150 gramos aproximadamente necesitaremos:

  • 150 gr de marihuana en cogollos triturados
  • 5 kg de hielo seco
  • Bolsas de malla. Deben ser apropiadas para la extracción. Cuanto menor tamaño del poro de la malla, mayor calidad en el hachís extraído. Recomendamos utilizar tres mallas de diferentes tamaños de poro: entre 160-220 micras, 90-120 micras y 25-70 micras.
  • Recipiente de plástico grande (recomendamos de 10 l.)
  • Espátula
  • Prensador

Pasos a seguir para extraer hachís utilizando hielo seco

Antes de comenzar nos aseguraremos de que la ventilación del lugar es la correcta y de que tenemos guantes y pinzas para el manejo del hielo seco.

  1. En primer lugar deberemos poner en contacto el material vegetal con el hielo seco. Introduciremos ambas sustancias en una de las bolsas, en la de menor tamaño de poro. El objetivo es que todo el triturado se enfríe de forma uniforme y comience el proceso de congelación. Si nos decantamos por el uso de pellets de hielo seco este proceso será muy rápido, ya que al ser tan pequeños podrán cubrir todo el cannabis de forma más precisa que trozos de tamaño mayor.
  2. Situaremos la bolsa sobre el recipiente de plástico y la agitaremos de forma suave, dejando que repose durante unos segundos. Repetiremos este proceso en intervalos de 10 segundos de agitado y 5 de reposo. Dejaremos de agitar cuando deje de caer polvo de la planta. Este polvo es el kief.
  3. Movemos el contenido a la bolsa de tamaño de poro intermedio y repetimos el proceso de agitado y pausa.
  4. Cuando el proceso anterior termine repetiremos lo mismo en la última bolsa.
  5. Con la espátula recogeremos todos los restos de polvo dorado soltados por el cannabis y los moveremos a una prensa.
  6. Prensaremos el kief y obtendremos bloques de hachís.

 

Con esta guía de pasos sencillos es posible realizar una extracción de hachís rápida y segura utilizando hielo seco. Si quieres más información acerca de cómo realizar extracciones con el método del hielo seco no dudes en contactar con nosotros. Estaremos encantados de ayudarte y resolver cualquiera de tus dudas.

Muy Frío